La alimentación como instrumento para cambiar el Mundo

Algunas veces parece tan obvio que todos conocen sobre temas que se han vuelto populares que nos lleva a conclusiones erróneas. 

Hace algunos días me he llevado una sorpresa al saber que en los ultimos 5 años ha variado muy poco la búsqueda de términos, hoy bastante comunes en nuestro argot, tales como "consumo responsable", "productos ecológicos", "compra responsable", Por eso desde Co-responsable, queremos difundir de manera simple sobre estos temas. El "Consumo responsable" implica que como consumidores conozcamos más sobre la procedencia del producto, como se ha elaborado, quienes lo producen y tomemos consciencia de nuestra necesidad de consumo para decidir nuestra compra de manera responsable.

En el caso del sector alimentario nuestro consumo tiene un impacto trasversal y por eso es un instrumento para cambiar el mundo, ya que los alimentos pasan por varios agentes económicos para poder ser consumidos. Es por esto, su enorme importancia como un arma de cambio social. Si repasamos los orígenes de un producto de alimentación, debemos verlo desde el inicio del proceso de cultivo la distribución . Aquí os dejamos la cadena de alimentación ecológica. Saber de dónde proviene lo que consumimos y tomar consciencia sobre ello, tiene un impacto especialmente importante para las poblaciones productoras (organizadas en cooperativas, asociaciones u otros grupos asociativos) ya que les permite desarrollar proyectos de mejora en sus comunidades. Sin embargo, esto se ha visto afectado por:

  • Los intereses de las empresas que deciden qué y cuanto producir en función al precio del producto (commodities)
  • El uso y abuso de productos químicos en los cultivos, no respetando la tierras de cultivo y la biodiversidad propia de esas zonas.
  • El precio injusto sobre los productos agrícolas que no permite a las comunidades productoras tener un desarrollo.

Ante esta realidad han surgido iniciativas que permiten asegurar algunas condiciones mínimas de respeto a las personas (Comercio Justo, fair trade choice, Biotrade, etc) y des respeto al medio ambiente de ámbitos internacionales y locales (Producción ecológica de la Unión Europea, Producción Orgánica de USA)..

En definitiva hacer un consumo responsable es intentar conocer más sobre los productos que compramos, consumimos y así poder decidir con consciencia, poniendo nuestro grano de arena para lograr un mundo que respete a las personas y el medio ambiente.